Deseamos ser el mejor detallista de zapatería para nuestros clientes. Para alcanzar este objetivo, nuestros empleados son nuestros socios más importantes. Deseamos ponerles en situación de poder ofrecer un rendimiento por encima del promedio y de actuar en su cargo respectivo de un modo emprendedor, independiente y orientado a la consecución de buenos resultados. Llevado a la práctica, esto quiere decir entre otras cosas que pagamos salarios por encima de lo estipulado en el convenio, que ofrecemos cursos regulares de capacitación laboral, que contamos con un buen plan de pensiones empresarial y que hacemos ofertas atractivas en el área de la prevención sanitaria. Los trabajadores que se encuentren en un período de crisis personal pueden obtener la asistencia espontánea de una caja de apoyo.

Los directivos deben dar ejemplo

emplados

De nuestros cargos directivos esperamos que guíen a la empresa con buen ejemplo. Ellos deben percibir a cada empleado como persona independiente con sus habilidades y necesidades particulares y además tomarla en serio. Mediante una interacción equilibrada entre la exigencia y la asistencia, deben ser capaces de crear la libertad de movimiento necesaria para la propia iniciativa de sus empleados.

Estamos convencidos de que una vida en común colectiva y solidaria fomenta la satisfacción en los logros alcanzados, refuerza el espíritu de compañerismo e incrementa la satisfacción laboral. Al mismo tiempo, este tipo de contacto entre colegas influye positivamente en la empresa y en el éxito de la misma. Y ello nos capacita para llenar nuestro ideal de contenido material.