El ideal empresarial de Deichmann está simbolizado en el lema “La empresa debe servir a la persona”. Ello se refiere en primer lugar a nuestros clientes, pero también a nuestros empleados, quienes deben experimentar un estilo de dirección humano, así como a nuestros proveedores. Esta es la base de un buen servicio al cliente. A esto se añade, que el éxito económico hace posible a la empresa proporcionar asistencia a proyectos de ayuda en tres continentes.

Zapatos de moda de calidad para todas las edades a un precio imbatible. Con esta filosofía, Deichmann se ha situado tanto en Alemania como en otros países en una posición indiscutible. La receta del éxito no es ningún secreto: a causa de la multitud de sucursales se producen cantidades de pedido únicas en el sector. De esto se derivan ventajas de precios y efectos de sinergia que Deichmann transmite a sus clientes. En el año 2014, el grupo Deichmann vendió más de 172 millones de pares de zapatos en todo el mundo.

No obstante, las ganancias económicas y el crecimiento no son una finalidad en sí para los propietarios.