Todo empezó en 1913 en el distrito obrero de Essen-Borbeck situado en el corazón de la Cuenca del Ruhr alemana. Heinrich Deichmann, nacido en 1888, abrió una zapatería que dirigió junto a su esposa Julie. Después de tres generaciones y más de cien años, la empresa se ha desarrollado hasta convertirse en el líder del mercado en Europa. Deichmann está representado en 26 países con más de 3.500 sucursales y emplea a unas 35.500 personas. Deichmann sigue siendo una empresa familiar que da mucha importancia al crecimiento nacido del propio esfuerzo. La cotización en bolsa y los créditos bancarios no son caminos a seguir para los propietarios.

Los años de la fundación

El período hasta 1945 estuvo marcado y limitado por la inseguridad política y económica de la república de Weimar y de la subsiguiente dictadura Nazi. El fundador Heinrich Deichmann rechazó el régimen dirigente. Él criticó entre otras cosas la persecución de sus conciudadanos judíos, que él vivió de muy cerca. Falleció en 1940 a la edad de 52 años. Por entonces Heinz-Horst Deichmann, nacido en 1926, ya ayudaba ocasionalmente en el negocio. Su madre Julie sacó adelante la tienda durante los años de guerra. Acabada la guerra, Heinz-Horst Deichmann estudió medicina y teología. Al mismo tiempo siguió dirigiendo, junto a su madre la pequeña empresa familiar.

Crecimiento tras la guerra

Cuando en 1956 Heinz-Horst Deichmann, por entonces doctor en medicina, abandonó su actividad como médico para hacerse cargo por completo de la dirección de la empresa, él ya había abierto de modo paralelo sucursales Deichmann en ciudades vecinas, como Düsseldorf y Oberhausen. Deichmann se sentía responsable del suministro básico de la población con calzado económico de calidad. Un objetivo empresarial que aún conserva su validez. En 1974 se inauguró la tienda número 100 en Wurzburgo, Baviera. Casi al mismo tiempo comenzó la internacionalización: en Suiza, Deichmann adquirió la tradicional cadena de zapatería Dosenbach. Poco después, el Dr.Heinz-Horst Deichmann entró en activo en un área totalmente diferente. En la India fundó el proyecto cristiano de ayuda wortundtat, que se ocupó al principio sobre todo de los enfermos de lepra.

La tercera generación

Heinrich Deichmann, nieto del fundador nacido en 1962, ingresó en la empresa en 1989. En 1999 se hizo cargo de la posición de presidente de la junta directiva. Hoy es presidente del consejo administrativo de Deichmann S.E. Bajo su dirección se ha impulsado la internacionalización de la empresa. En el área de compras, la empresa adquiere el calzado en 40 países. En el área de ventas, existen más de 3.300 sucursales en 26 países. Además del desarrollo comercial se ha mantenido el compromiso social con aquellos que sufren en Alemania, Europa, India y Tanzania.